Conectar con el placer

En principio es necesario saber qué es una emoción positiva y que nos genera bienestar físico y emocional. Diría que es el alimento fundamental para la vida, una persona que por muchos días o años no siente placer se termina apagando, deprimiendo, enfermando y por lo tanto muriendo.   

¿Cuánto tiempo de placer generas en tu día? Muchas veces pasamos por momentos difíciles como  fallecimientos, separaciones, abandonos, etc. y en estos momentos es inevitable sentir tristeza o rabia. Pero también existen muchos otros, que tenemos todo para disfrutar y conectar con el placer y sin embargo terminamos opacando ese día por algo que no salió como queríamos o nos enganchamos con alguna situación que podíamos dejar pasar y terminamos enojados o malhumorados.

Te propongo sumar muchos momentos de disfrute y conectar con el placer!
Bajar la expectativa de lo que va a suceder. De esta manera nos frustramos menos.
Tener flexibilidad. Las cosas pueden cambiar o no salir exactamente como planificamos.
Ponernos positivos y alegres.
Evitar excusas para no hacer programas divertidos.
Evitar el enojo y no quedarse pegado a él, estirándolo por horas y días.
Planificar momentos de placer, ir a buscar esos estados de alegría.
Disfrutar de los momentos simples de la vida.

¿Cuáles son tus momentos placenteros?

Lic. Ofelia Salgueiro
MN 33700

 

“No estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y tú no estás en este mundo  para cumplir las mías” Fritz Perls

Muchas veces, nos movemos para cumplir las expectativas de nuestros padres, de la sociedad, de nuestras parejas y de esta manera acabamos viviendo la vida de otros y poco a poco quedamos desdibujados sin un propósito e identidad propia. Otras veces, exigimos que las personas de nuestro entorno cumplan nuestras propias expectativas, desarrollando una actitud egocéntrica.

Esta frase nos recuerda la importancia de vivir nuestra propia vida, bajo nuestros deseos y asumir por ende, la responsabilidad que eso conlleva.

Educando para una buena autoestima

Es fundamental en la educación de nuestros hijos promover una alta estima ya que los ayudará a lo largo de toda su vida.

Muchos creen que la exigencia, “la mano dura”, la crítica, ayuda a la superación y el rendimiento. Sin embargo, este tipo de educación lleva a niños dependientes, con baja autoestima y temerosos.

La educación que potencia la autoestima es aquella que refuerza y califica las cualidades positivas de cada niño, tomando en cuenta que no todos son iguales y por ende no necesitan de las mismas cosas. 

Muchas veces caemos en comparaciones entre hermanos o primos sin darnos cuenta que cada ser es único, tiene su propia energía, su personalidad y nosotros también lo hemos criado de manera diferente aun siendo las mismas personas. Ya que no todos los hijos han nacido en el mismo momento de nuestras vidas, nos despiertan las mismas emociones (por su personalidad, por su sexo, etc) y eso nos lleva a a tener diferentes actitudes al criarlos. Es importante, acompañarlos en sus diferencias y poder ver qué cualidades positivas tiene cada uno y ayudar a aumentarlas y resaltarlas. Y guiarlos en aquellas que les cueste más, para potenciar su crecimiento y desarrollo.

¿Cómo generar niños con autoestima?

Tomar en cuenta sus emociones, lo que sienten sin descalifarlos

Alentarlos para que realicen cosas solos y felicitarlos

Centrarnos en las cosas que hacen bien y no tanto en sus errores. Evitar las conductas críticas

Valorar los esfuerzos y no tanto los resultados

Fomentar el diálogo interno positivo 

Evitar las comparaciones con otras personas

Confiar en ellos

Amarlos por encima de todo.

Lic Florencia Torzillo Alvarez
MN 30624

Aceptar las diferencias

Cuántas veces nos mantenemos en nuestro pensamiento creyendo que son acertados, que lo que pensamos es, la realidad.

¿Será que nos da miedo lo diferente?

Nos aferramos a lo conocido, y nos da temor adentrarnos en una mirada distinta de la que estamos acostumbrados.

Por eso, solemos juntarnos con aquellas personas que de alguna manera estén alineadas con nuestras ideas, nuestra forma de encaminar nuestras vidas, con nuestra misma idea política y solemos criticar aquellas que no coinciden.

¿Qué beneficios obtenemos al aceptar las diferencias?

Aprender cosas nuevas: nos da la oportunidad de empaparnos de experiencias nuevas, ya que hacer cosas distintas a las que solemos hacer nos lleva a recorrer terrenos inexplorados para nosotros.

Hacerte de amigos más interesantes: es fascinante relacionarte con gente diferente, que te de un punto de vista opuesto al que vos mirás; por lo tanto te permite ver la realidad más completa.

Sentirse mejor: aceptándome y aceptando a los que nos rodean. Ayuda a no enojarse y a no juntar rabia con los que piensan distinto. 

Aceptar las diferencias es una oportunidad de crecer, ya que el crecimiento está dado por flexibilizar, por darnos la oportunidad de mirar las cosas desde otros puntos de vista. De salirnos de nuestra zona de confort y animarnos a ser distintos, cuestionar a nuestros padres, a nuestros amigos, a nosotros mismos y a las ideas que mantienen en nuestra cultura.

El cambio y por ende el desarrollo está dado por enriquecernos de miradas diferentes acerca de una misma realidad. Y seguro te permitirá ampliar tu visión y enriquecerla. 

Lic. Florencia Torzillo Alvarez
MN 30624

Una Terapia en busca de soluciones e

Conflictos, nadie los quiere, pero todo el mundo los tiene en algún momento de la vida. No hemos sido educados para su gestión, a pesar de que formarán parte de nuestra vida y trabajo con seguridad. Tal vez afrontar crisis no sea lo acertado, sino aprender a prevenirlas y “gestionar soluciones”. Todos nosotros 2a nivel personal, tenemos desencuentros de alguna clase en nuestras relaciones, pero aplicar ciertas pautas de autocontrol puede abrir vías de acuerdo. Un conflicto es un desacuerdo persistente entre personas o entre colectivos humanos. Es un choque de egos y de intereses. La forma puede adoptar diferentes apariencias: mala comunicación, intereses opuestos, opiniones encontradas, incompatibilidades, discusiones, peleas… pero en el fondo todo eso es reflejo de la necesidad oculta de “tener la razón”. La intensidad y cantidad de confrontaciones de una persona o colectivo es proporcional al nivel de autocontrol. Cualquier persona debería preferir tener paz a tener razón.

Para simplificarlo, el origen de nuestras dificultades está en el ego, autoconcepto o autoimagen construida, que asumimos como identidad real. Y cuando un ego cuestiona a otro, se percibe como un ataque a la identidad propia, y la explosión está servida. No es exagerado afirmar que el mundo no tiene problemas; lo que sí tiene es personas con el ego inflado que confunden su identidad real y esencial con su ego fabricado. 

Todo desacuerdo implica una serie de emociones: un deseo o voluntad no satisfecha que genera frustración, decepción, enfado, ira, agresión, violencia. Estas tres primeras emociones –que forman parte del ámbito interno– cristalizan en aquellos tres siguientes comportamientos en el ámbito externo.

Lic. Ariel Ghirelli
MN 29848

Soltar los miedos

El miedo es una emoción displacentera, cuyos efectos desagradables activan nuestro sistema de alerta, y ponen en marcha mecanismos de protección.
Muchas cosas interviene: nuestro rasgo de personalidad, la forma en la que aprendimos familiarmente sobre nuestras emociones, el modo en el que pensamos e interpretamos las vivencias, el aprendizaje social y cultural, hacen que el miedo deje de ser un “recurso adaptativo” para convertirse en un obstáculo en nuestra vida. De esta forma, se convierte en un limitante y bloquea nuestra propia libertad.
El miedo se articula con el pasado o con el futuro. Con el pasado, cuando permanecemos atados a experiencias que nos causaron temor y dejaron una profunda huella en la que seguimos instalados, es el miedo que nos ocurra nuevamente lo mismo. Con el futuro ocurre algo similar, a veces nos atemoriza porque imaginamos o suponemos que traerá consigo dificultades o situaciones dolorosas. Nos sentimos pequeños frente al mañana y eso nos asusta. Y en nuestra realidad cotidiana que hoy nos aterroriza, está el miedo de que nos pase lo que están viviendo otros también.
Es por esto, que siempre insistimos en trabajar: Vivir el Presente ya que es una de las formas de poder estar Aquí y Ahora viviendo y sintiendo la vida real. No lo que genera y queda en mi cabeza, las emociones, los pensamientos o las imágenes de lo vivido o lo que dicen que voy a vivir.
La atención plena, impide que nuestra mente se llene de esas fantasías que solo consiguen alimentar temores innecesariamente en cada momento.
¿Pero cuánto podremos evitar que no nos pase nada malo?, sintiendo miedo y evitando situaciones, no viviendo, no fluyendo, no enfrentando. Lo que sea va a ser, SERA, y nada de lo que no hagamos lo evitara.
Mi propuesta es que trabajes con vos mismo, sobre poder vivir el hoy, sin interferencias. Te animes a ser vos, libremente, para que mañana puedas mirar atrás y sientas que pudiste vivir sin ataduras…. Esto te dará fortaleza y Poder!
Recuerda: agarra tus miedos, soltalos, dejalos volar y vas a ver que bien se siente.
Lic. Mariela Goldszmidt
MN29900

¿Sos tímido? Esto es para vos

La timidez usualmente está relacionado con la baja autoestima. Con el miedo y la inseguridad a ser rechazado.

Muchas veces las personas que presentan timidez fueron criticados o exigidos en su infancia o han sido criados por padres que también han tenido esa dificultad por lo tanto han aprendido a mostrarse al mundo de forma retraída; hablan en voz baja, les cuesta hablar en público poniéndose colorados cuando tienen que hacerlo.

La timidez también trae muchas veces dificultades en las relaciones interpersonales. Les cuesta tanto mostrarse que se aíslan, no hablan con nadie, en general para no exponerse a la vida social se retraen y tratan de ausentarse de los programas con mucha gente.

¿Qué hacer ante estas dificultades?

Animarnos a mostrar nuestras vulnerabilidades, muchas veces no nos mostramos por miedo a ser criticados o a ridiculizados y nos metemos para adentro.

Valorar las cosas que hacemos  bien. Mayormente nos detenemos en nuestros errores y nos cuesta ver los logros.

Plantearnos pequeños objetivos, que a medida que los vayamos logrando mejoraran nuestra autoestima y nos darán motivación para seguir avanzando. Quizás plantearnos ir a reuniones con poca gente, hablar con algún desconocido, contar una cosa pequeña que nos pasa.

Exponernos a lo que tememos suele ser difícil pero si lo planteamos como un ejercicio veremos que con el tiempo nos animaremos cada vez a más. 

Lic. Florencia Torzillo Alvarez
MN 30624

Uno no duela solamente a las personas que han muerto también uno duela  la vida, la infancia, niñez ,adolescencia, la juventud, ex  amigos, novias/os, trabajos,  hechos que ya  no están en nuestra realidad, duelamos  miradas idealizadas de los otros y de nosotros,  pensamientos arraigados, ideas o creencias  de nosotros mismos y el mundo. Hacer el duelo es el camino a la aceptación y es la llave a la libertad.

Todas las noches muero y por la mañana vuelvo a nacer… 

Quien se sostiene al sufrimiento esperando que él lo suelte está destinándose a la extinción de su Ser… 

Postular: Transitar el duelo para ser el Yo  real y  dejar  de mirar afuera para ponerme excusas que me victimice y sigan mordiéndome a mi mismo  provocándome el sufrimiento.

El sufrimiento es una operación mental de las negaciones de la emociones día placenteras que tenemos como el miedo, la rabia o la tristeza . En situaciones de duelo y cambio estas tienen que aparecer y tener su efecto en el proceso. En la sociedad de la rapidez y la fábrica de libros de autoayuda que buscan la felicidad total  cómo quien compra comida fast food.

El verdadero cambio duele y da miedo, genera emociones es un proceso natural de la especie pensar que nada debe pasar, es una negación… necesitamos volver a lentificar la vida nada  más importante  que sentir lo qué hay que vivir – ese será el verdadero camino a la felicidad. En una sociedad del running te pido que camines lento, no te pierdas de vivir por agotarse y consumirse. 

Las líneas filosóficas orientales en general puntualizan la transformación y el cambio del Ser humano en  el desapego.

“Revelaré el conocimiento y también el modo de alcanzarlo, una vez conseguido no queda nada más que valga poseer en la Vida.”  Bhagavad Gita

Lic. Ariel Ghirelli

MN 29848

 

ACCIDENTES: ¿Casualidad o Causalidad?

Nosotros no buscamos los accidentes al igual que las enfermedades pero cuando nos suceden hablan de lo que nos está pasando a nivel emocional.

Todo lo que nos sucede en la vida, aun en las cosas que creemos estar ajenos, estamos implicados por el simple hecho de que nos pasan a nosotros y a no a otros.

Muchas personas adjudican este tipo de cosas a la mala o buena suerte sin embargo ya desde hace muchos años en el ámbito de la psicología se sabe que todo este tipo de cosas que nos suceden aparentemente accidentales tiene que ver con lo que nos está pasando en nuestras vidas.

Lo importante de los accidentes al igual que las enfermedades es su mensaje oculto, lo que representa para nuestras vidas, la información que tiene para nosotros y por ende el camino hacia la solución/sanación.

¿Probablemente muchos de ustedes han tenido algún accidente en sus vidas? Pónganse a pensar que sucedía en ese momento, relaten en su interior los hechos del accidente, como ocurrieron, que paso. Seguramente podrán encontrar un paralelismo con sus vidas en ese momento.

Muchas veces vienen a demostrarnos que la vida que llevamos no está bien, escuchemos nuestro relato a cerca de los hechos y seguramente podremos encontrar ese paralelismo con lo que nos sucede.

“No pude frenar a tiempo”, “pise el acelerador y no pude frenar”, “perdí el control”, “no lo vi”, tomando este último ejemplo podríamos decir: que cosas de nuestra vida no estamos viendo o nos cuesta ver. 

Estoy segura, que si comienzan a mirar sus vidas como responsables de los que les suceden podrán aprovechar muchas de las cosas que les pasan para sanar y mejorar sus vidas.

Lic. Florencia Torzillo  Alvarez

¿Estas conectado con tu Niño Interior?

El niño interior es una parte de la personalidad a través de la cual se expresan las emociones, la sexualidad, el placer, la diversión. La activación de la cual nos permite el disfrute de la vida en general.

En muchas personas esta parte de la personalidad debido al desarrollo de su vida se encuentra bloqueada.

Es importante repararla y tener conductas que nos lleven a activarla, al desbloqueo de la misma y por lo tanto a un grado mayor de inteligencia emocional.

Como activarlo?

Hacer cosas divertidas, que nos gusten.

Permitirnos emocionarnos con las diferentes cosas que nos suceden 

Decirle a las personas lo que sentimos por ellas y lo que sentimos en cada ocasión. Esto produce un cambio positivo en nosotros y en las personas que nos rodean.

Esto, beneficia el desarrollo de la inteligencia emocional y por lo tanto nuestros vínculos. Nos sentimos más conectados con las personas que queremos y mejoran nuestras relaciones interpersonales.

Lic. Elsa Alvarez

MN 944