Emociones: ¿Auténticas o rebusques? 

Según Eric Berne, creador del Análisis Transaccional, solo existen 5 emociones auténticas: ALEGRÍA, RABIA, TRISTEZA, MIEDO y AFECTO.

Todas las demás emociones que tenemos en diferentes momentos de nuestras vidas son consideradas rebusques (emociones/sentimientos sustitutivos) como la depresión, la ansiedad, la angustia, la falsa rabia, la falsa alegría, entre otras.

¿Y cómo es que se genera este cambio de una a otra? 

Nuestros determinantes culturales y familiares nos impiden mostrar la emoción auténtica y congruente a la situación.

Cuántas veces hemos escuchado decir: “No llores, eso es de niñas”, “mostrar miedo te hace débil”, “la alegría es para pocos”, “la rabia es para machos y fuertes”, todas estas creencias acerca de que sentir y que expresar, van moldeando nuestro crecimiento y por ende nuestro comportamiento futuro.

Desde niños nos han enseñado a modificar alguna de nuestras emociones auténticas por algún rebusque aprendido en nuestra infancia, entonces inmediatamente que surgen en nuestra vida situaciones que despiertan esa emoción la sustituimos por ese rebusque sintiendo otra cosa a la que en realidad auténticamente sentimos. O sea, es un mecanismo que consiste en tapar la verdadera emoción por otra falsa.

¿Cuántas veces las personas se enojan cuando en realidad la situación evoca tristeza o se ríen cuando la situación es atemorizante  o se deprimen frente a una situación que normalmente provoca enojo?.

¿Por qué es importante expresar las emociones auténticas?

Cada emoción auténtica reprimida, ya que la sustitución es una represión, se convierte más adelante en un síntoma biopsicosocial. 

Expresemos permanentemente nuestras emociones auténticas para mejorar y cuidar nuestra calidad de vida.

Lic. Florencia Torzillo Alvarez
MN 30624

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *