Emociones: ¿Auténticas o rebusques? 

Según Eric Berne, creador del Análisis Transaccional, solo existen 5 emociones auténticas: ALEGRÍA, RABIA, TRISTEZA, MIEDO y AFECTO.

Todas las demás emociones que tenemos en diferentes momentos de nuestras vidas son consideradas rebusques (emociones/sentimientos sustitutivos) como la depresión, la ansiedad, la angustia, la falsa rabia, la falsa alegría, entre otras.

¿Y cómo es que se genera este cambio de una a otra? 

Nuestros determinantes culturales y familiares nos impiden mostrar la emoción auténtica y congruente a la situación.

Cuántas veces hemos escuchado decir: “No llores, eso es de niñas”, “mostrar miedo te hace débil”, “la alegría es para pocos”, “la rabia es para machos y fuertes”, todas estas creencias acerca de que sentir y que expresar, van moldeando nuestro crecimiento y por ende nuestro comportamiento futuro.

Desde niños nos han enseñado a modificar alguna de nuestras emociones auténticas por algún rebusque aprendido en nuestra infancia, entonces inmediatamente que surgen en nuestra vida situaciones que despiertan esa emoción la sustituimos por ese rebusque sintiendo otra cosa a la que en realidad auténticamente sentimos. O sea, es un mecanismo que consiste en tapar la verdadera emoción por otra falsa.

¿Cuántas veces las personas se enojan cuando en realidad la situación evoca tristeza o se ríen cuando la situación es atemorizante  o se deprimen frente a una situación que normalmente provoca enojo?.

¿Por qué es importante expresar las emociones auténticas?

Cada emoción auténtica reprimida, ya que la sustitución es una represión, se convierte más adelante en un síntoma biopsicosocial. 

Expresemos permanentemente nuestras emociones auténticas para mejorar y cuidar nuestra calidad de vida.

Lic. Florencia Torzillo Alvarez
MN 30624

 

TODO LO QUE PUEDES IMAGINAR ES REAL! Pablo Picasso

Cada mañana al despertar, toma conciencia de tu cuerpo. Estirate, respira profundo varias veces y sentí como tu cuerpo empieza a despertar. Después sentate, y toma conciencia de vos. De tu persona, tu energía y tu respiración. Agradece este nuevo día, agradecete a vos mismo por estar aquí nuevamente, por ser un luchador de la vida, comienza a imaginar el hermoso día que tendrás y ahí comenzá tu día.

Repite esto todos los días. Ten confianza en vos.  Se generoso primero con vos mismo, para poder después ser generoso y agradecido para con los demás. Cada día es un volver a empezar y te permite poder cambiar cualquier realidad que te propongas. Cada día es una oportunidad para poder viajar a nuestro interior e imaginar lo que hoy SI voy a poder lograr.

Siempre se empieza por imaginar un cambio chiquito, pasito a pasito, cada cambio tiene que ser muy mínimo, tiene que ser concreto y tiene que ser alcanzable. Cada propuesta interna debe estar consciente de que esto si me animo a probar. 

Controla tu ansiedad por más, tu exigencia por más, tus mandatos por más.  Yo confío en vos, ahora hace falta que vos confíes en vos. Y todo lo que te imagines puede ser real.

Lic. Mariela Goldszmidt
MN 29900

 

“HE AQUÍ MI SECRETO, QUE NO PUEDE SER MAS SIMPLE: SOLO CON EL CORAZON SE PUEDE VER BIEN; LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS…”. EL PRINCIPITO

Estamos tan acostumbrados a querer entender, a buscar en nuestros pensamientos, a justificar en palabras que nos pasa, que no nos damos cuenta que a veces solo hay que escuchar nuestro corazón, confiar en nosotros, en la voz del alma. 

El pensamiento esta cargado de mandatos, cargado de creencias, que nos ata al pasado, a lo que querían de nosotros. El pensamiento nos limita, nos llena los oídos de frases, de ideas que nos limitan. ¿Difícil luchar contra ellos? No.

Difícil es no poder cambiar a quien escuchamos, el camino de nuestras vidas nos hace cada día más racionales. Y nos perdemos de ese ser esencial que está dentro de nosotros, donde está la sabiduría de nuestros ancestros. Ahí tenemos que trabajar para poder llegar a cambiar, emoción por pensamiento. 

Quien soy Yo… que quiero ser yo… que siento yo… Libre, Libre de libretos, Libre de diálogos internos… Preparado para fluir, para sentir, para solo, tan solo, ver con los ojos del corazón!

Te propongo intentarlo…. 

Lic. Mariela Goldszmidt
MN 29900

Conectar con el placer

En principio es necesario saber qué es una emoción positiva y que nos genera bienestar físico y emocional. Diría que es el alimento fundamental para la vida, una persona que por muchos días o años no siente placer se termina apagando, deprimiendo, enfermando y por lo tanto muriendo.   

¿Cuánto tiempo de placer generas en tu día? Muchas veces pasamos por momentos difíciles como  fallecimientos, separaciones, abandonos, etc. y en estos momentos es inevitable sentir tristeza o rabia. Pero también existen muchos otros, que tenemos todo para disfrutar y conectar con el placer y sin embargo terminamos opacando ese día por algo que no salió como queríamos o nos enganchamos con alguna situación que podíamos dejar pasar y terminamos enojados o malhumorados.

Te propongo sumar muchos momentos de disfrute y conectar con el placer!
Bajar la expectativa de lo que va a suceder. De esta manera nos frustramos menos.
Tener flexibilidad. Las cosas pueden cambiar o no salir exactamente como planificamos.
Ponernos positivos y alegres.
Evitar excusas para no hacer programas divertidos.
Evitar el enojo y no quedarse pegado a él, estirándolo por horas y días.
Planificar momentos de placer, ir a buscar esos estados de alegría.
Disfrutar de los momentos simples de la vida.

¿Cuáles son tus momentos placenteros?

Lic. Ofelia Salgueiro
MN 33700

 

“No estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y tú no estás en este mundo  para cumplir las mías” Fritz Perls

Muchas veces, nos movemos para cumplir las expectativas de nuestros padres, de la sociedad, de nuestras parejas y de esta manera acabamos viviendo la vida de otros y poco a poco quedamos desdibujados sin un propósito e identidad propia. Otras veces, exigimos que las personas de nuestro entorno cumplan nuestras propias expectativas, desarrollando una actitud egocéntrica.

Esta frase nos recuerda la importancia de vivir nuestra propia vida, bajo nuestros deseos y asumir por ende, la responsabilidad que eso conlleva.

Educando para una buena autoestima

Es fundamental en la educación de nuestros hijos promover una alta estima ya que los ayudará a lo largo de toda su vida.

Muchos creen que la exigencia, “la mano dura”, la crítica, ayuda a la superación y el rendimiento. Sin embargo, este tipo de educación lleva a niños dependientes, con baja autoestima y temerosos.

La educación que potencia la autoestima es aquella que refuerza y califica las cualidades positivas de cada niño, tomando en cuenta que no todos son iguales y por ende no necesitan de las mismas cosas. 

Muchas veces caemos en comparaciones entre hermanos o primos sin darnos cuenta que cada ser es único, tiene su propia energía, su personalidad y nosotros también lo hemos criado de manera diferente aun siendo las mismas personas. Ya que no todos los hijos han nacido en el mismo momento de nuestras vidas, nos despiertan las mismas emociones (por su personalidad, por su sexo, etc) y eso nos lleva a a tener diferentes actitudes al criarlos. Es importante, acompañarlos en sus diferencias y poder ver qué cualidades positivas tiene cada uno y ayudar a aumentarlas y resaltarlas. Y guiarlos en aquellas que les cueste más, para potenciar su crecimiento y desarrollo.

¿Cómo generar niños con autoestima?

Tomar en cuenta sus emociones, lo que sienten sin descalifarlos

Alentarlos para que realicen cosas solos y felicitarlos

Centrarnos en las cosas que hacen bien y no tanto en sus errores. Evitar las conductas críticas

Valorar los esfuerzos y no tanto los resultados

Fomentar el diálogo interno positivo 

Evitar las comparaciones con otras personas

Confiar en ellos

Amarlos por encima de todo.

Lic Florencia Torzillo Alvarez
MN 30624

Aceptar las diferencias

Cuántas veces nos mantenemos en nuestro pensamiento creyendo que son acertados, que lo que pensamos es, la realidad.

¿Será que nos da miedo lo diferente?

Nos aferramos a lo conocido, y nos da temor adentrarnos en una mirada distinta de la que estamos acostumbrados.

Por eso, solemos juntarnos con aquellas personas que de alguna manera estén alineadas con nuestras ideas, nuestra forma de encaminar nuestras vidas, con nuestra misma idea política y solemos criticar aquellas que no coinciden.

¿Qué beneficios obtenemos al aceptar las diferencias?

Aprender cosas nuevas: nos da la oportunidad de empaparnos de experiencias nuevas, ya que hacer cosas distintas a las que solemos hacer nos lleva a recorrer terrenos inexplorados para nosotros.

Hacerte de amigos más interesantes: es fascinante relacionarte con gente diferente, que te de un punto de vista opuesto al que vos mirás; por lo tanto te permite ver la realidad más completa.

Sentirse mejor: aceptándome y aceptando a los que nos rodean. Ayuda a no enojarse y a no juntar rabia con los que piensan distinto. 

Aceptar las diferencias es una oportunidad de crecer, ya que el crecimiento está dado por flexibilizar, por darnos la oportunidad de mirar las cosas desde otros puntos de vista. De salirnos de nuestra zona de confort y animarnos a ser distintos, cuestionar a nuestros padres, a nuestros amigos, a nosotros mismos y a las ideas que mantienen en nuestra cultura.

El cambio y por ende el desarrollo está dado por enriquecernos de miradas diferentes acerca de una misma realidad. Y seguro te permitirá ampliar tu visión y enriquecerla. 

Lic. Florencia Torzillo Alvarez
MN 30624

Una Terapia en busca de soluciones e

Conflictos, nadie los quiere, pero todo el mundo los tiene en algún momento de la vida. No hemos sido educados para su gestión, a pesar de que formarán parte de nuestra vida y trabajo con seguridad. Tal vez afrontar crisis no sea lo acertado, sino aprender a prevenirlas y “gestionar soluciones”. Todos nosotros 2a nivel personal, tenemos desencuentros de alguna clase en nuestras relaciones, pero aplicar ciertas pautas de autocontrol puede abrir vías de acuerdo. Un conflicto es un desacuerdo persistente entre personas o entre colectivos humanos. Es un choque de egos y de intereses. La forma puede adoptar diferentes apariencias: mala comunicación, intereses opuestos, opiniones encontradas, incompatibilidades, discusiones, peleas… pero en el fondo todo eso es reflejo de la necesidad oculta de “tener la razón”. La intensidad y cantidad de confrontaciones de una persona o colectivo es proporcional al nivel de autocontrol. Cualquier persona debería preferir tener paz a tener razón.

Para simplificarlo, el origen de nuestras dificultades está en el ego, autoconcepto o autoimagen construida, que asumimos como identidad real. Y cuando un ego cuestiona a otro, se percibe como un ataque a la identidad propia, y la explosión está servida. No es exagerado afirmar que el mundo no tiene problemas; lo que sí tiene es personas con el ego inflado que confunden su identidad real y esencial con su ego fabricado. 

Todo desacuerdo implica una serie de emociones: un deseo o voluntad no satisfecha que genera frustración, decepción, enfado, ira, agresión, violencia. Estas tres primeras emociones –que forman parte del ámbito interno– cristalizan en aquellos tres siguientes comportamientos en el ámbito externo.

Lic. Ariel Ghirelli
MN 29848