Pensar postivamente

Pensar positivamente
La realidad NO EXISTE. Lo que nosotros llamamos realidad es creada permanentemente por nosotros.
Por lo tanto, es imperioso para nuestro bien estar y nuestra mejor calidad de vida que esta realidad este constituida por pensamientos positivos y emociones agradables.
Los pensamientos producen emociones. Un pensamiento negativo produce inmediatamente una emoción que puede ir según sea el tipo de pensamiento de la tristeza, a la angustia, al miedo, a la desesperanza o a la rabia.
La acumulación de muchos pensamientos negativos produce enfermedades ya que todo síntoma (físico, emocional o social) representa “un recuerdo doloroso no sanado”.
Por el contrario, un pensamiento positivo produce sensación de bien estar, emociones que van desde la paz, la esperanza, la tranquilidad, a la alegría y al amor.
¿Cómo autogenerar pensamientos positivos?
Desechar informaciones de tipo televisivo que pueden llegar a ser tóxicos (asesinatos, pandemia, robos, etc)
Escuchar música agradable que nos remonte a situaciones lindas o que simplemente nos agrade oir
Rodearnos de personas que también se expresen positivamente
Pedirle a las personas que nos rodean que no nos den “malas noticias”, salvo cuando estas sean imprescindible. Ya que hay personas que se dedican a recolectar información desagradable o hablan de las enfermedades existentes o por existir de todos sus conocidos.
Evitar temas que provoquen discusiones dentro de nuestro entorno
No intervenir en los altercados existentes en las redes acerca de temas de la actualidad
Finalmente cada vez que viene a nuestro pensamiento una idea negativa de cualquier
situación, personal o del ambiente que nos rodea cambiarla inmediatamente por un pensamiento positivo ya que en toda situación existe una parte negativa y otra sin ninguna duda positiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *