LAS FAMILIAS EN CUARENTENA. ¿CADA VEZ MAS CONFLICTOS?

La pandemia nos regala tiempo para estar juntos. Todo el tiempo juntos, con nuestros hijos, con los padres y entre las parejas…. Es bueno o malo?
Sobredosis de padres para los hijos, de hijos para los padres, entre las parejas. Y los conflictos surgen, las discusiones se repiten, la falta de individualidad aparece. ¿Quién dijo que sería fácil?
El colegio entra a casa porque los chicos no pueden salir. Amigos, clubes, gimnasios, todo entra a casa. El trabajo, el cansancio y las diferentes necesidades de cada individuo de la familia según su edad entra y pide su lugar.
Todos tenemos los umbrales más bajos de tolerancia. La pandemia nos atraviesa a todos, absolutamente a todos.
Es necesario pautar, negociar y renegociar con los otros y con nosotros mismos.
El permitirnos estar aislados un rato, respetar una puerta cerrada. El no pautar lo que se debe como una ley innegociable. Permitirnos repactar según nuestras necesidades y la de los demás.
Darnos el permiso de poder comer de vez en cuando separados, como también no querer compartir un momento juntos.
Se puede querer comer algo distinto y hacerme cargo si así lo decidiera. Pautar nuevas reglas de convivencia y pedir colaboración a todos los miembros de la familia, acorde a las edades de todos.
Reinventarnos como familia, entendiendo que estamos en una situación distinta, que genera angustia, cansancio, stress y ansiedad. El estar encerrados todos juntos no nos hace dejar de ser uno.
Los conflictos Intrafamiliares en estos tiempos solo se pueden llevar adelante y mejorarlos, con flexibilidad, escuchando las necesidades de todos y respetarlas, replantearse nuevas normas de convivencia y entendiendo que cada uno de nosotros sentimos lo mismo…. Ganas de volver a ser Libres!

Lic. Mariela Goldszmidt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *