Solo en cuarentena

Esta etapa que estamos transitando como sociedad nos hace reflexionar sobre
muchos aspectos de nuestras vidas. El permanecer en nuestros hogares sin la
posibilidad de salir provoca muchos replanteos, que despiertan emociones
encontradas.
Para aquellas personas que la cuarentena los encontró viviendo solos puede ser una etapa de aprendizaje. En un principio puede provocar mucha angustia, soledad y pensamientos negativos como “qué suerte que los demás pueden estar acompañados”, “hay mucho silencio y no tengo con quien compartir lo que me pasa”, etc. Es importante poder revertir y confrontar dichos pensamientos y centrarnos en lo positivo, en aquello que nos puede aportar el estar en contacto con nosotros mismos (realizar un aprendizaje en lo que denominamos la inteligencia emocional, que comprende la inteligencia intrapersonal e interpersonal)
Es un buen momento para enfocarse en los aspectos positivos, plantearnos
objetivos nuevos que jamás pusimos en práctica por falta de tiempo, generar
nuevos puentes y vías de comunicación con aquellas personas que sentimos
distanciadas, encontrarnos con nuestro niño interior identificando las cosas que nos gratifican y divierten, poder pensar sobre objetivos a futuro (qué cosas nuevas queremos hacer y que nunca nos permitimos realizar).
La cuarentena en soledad aporta infinidad de gratificaciones y momentos lindos, infinitos aprendizajes, reencuentros con nosotros mismos y nos permite abrirnos a nuevos desafíos.

Lic. Cecilia Lotero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *